#AMEZCLARSE POR UNA EDUCACIÓN INCLUSIVA QUE TOME EN CUENTA LAS CAPACIDADES DE TODOS

18 Mar

Mientras discutimos sobre educación y seguramente sus hijos van al colegio normalmente se oculta otra realidad. Según el INE, el 42,73% de las personas con discapacidad (PcD) tiene educación básica incompleta. Mientras usted está chocho con su hijo/a (con justa razón), por otro lado tenemos a padres y madres llenos de impotencia porque sus hijos no pueden asistir a un colegio.

¿Qué es lo que pasa en Chile que tenemos estas cifras? En este país sólo el 13,18% de padres de PcD podrán ver el título de cuarto medio de su hijo, y 2,07% de educación superior. Cifras que nos hablan de una brutal discriminación. Lo peor de todo es que a nadie parece importarle.

El ex Presidente Sebastián Piñera cumplió con el 0% de sus promesas de campaña en materia de discapacidad y Bachelet, al entregar sus metas para los primeros 100 días, no contempló el tema de la discapacidad. Para ella tampoco es prioridad el 12,9% de la población. Con estos mensajes, entendemos que seguimos siendo discriminados e invisibles para este país.

¿Cómo mejorar este panorama? A continuación algunos puntos que me parecen esenciales:

Establecimientos educacionales accesibles. Para las pasadas elecciones fui a votar a una escuela pública y el acceso era el mínimo: tuve que pedir ayuda en varias ocasiones para llegar a las mesas de votación que se encontraban en un patio que no era accesible para personas con problemas de movilidad. Los niños y niñas con discapacidad que asisten a esa escuela seguramente son aislados de sus compañeros y no pueden jugar como uno más. ¡Qué mal ejemplo de sociedad se está dando a esos niños!

Educar a profesores. La discapacidad es para la mayoría de la sociedad una anormalidad, cuando en realidad se trata de una condición que no debería impedirnos acceder a derechos básicos como la educación. Por esto necesitamos el apoyo de los y las docentes para lograr que un niño o niña con discapacidad sea uno más junto a sus compañeros. Los niños no deben temer a la discapacidad, esa distancia es creada por los adultos.

E-learning. Es un sistema de educación a distancia donde todos los componentes son virtualizados gracias a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs). Esta modalidad consta de herramientas como un sitio web donde están los videos de clases, materiales de apoyo (documentales, libros, etc.) y se crean foros de discusión de los temas abordados en las clases.

Otra ventaja de esta modalidad de aprendizaje es que cada persona puede ir a su ritmo. Sabemos que no todos tenemos las mismas habilidades para aprender, unos son más rápidos otros más lentos. Las PcD en algunas ocasiones no podemos seguir el ritmo del resto, y esto retrasa nuestro aprendizaje. Gracias al E-learning uno puede manejar su propio y repetir la clase las veces necesarias si es que algo no me quedó claro.

Otra tecnología inclusiva y que es chilena, es Transvoz de RedApis. Esta es una tecnología en donde la PcD auditiva puede “escuchar” las clases. Para hacer esto posible, RedApis cuenta con una central donde las clases son transcritas completamente con lo que habla el profesor y los comentarios de los demás alumnos. Estos son enviados al computador del usuario en tiempo real, logrando que el alumno esté a la par de sus compañeros y así evitar el aislamiento de la PcD.

Las personas con discapacidad somos partes de la sociedad y queremos que la sociedad nos acoja como tales. Es necesario seguir haciendo esfuerzos para ser integrantes con plenos derechos y esto debe partir por una educación inclusiva, que realmente tome en consideración las diferencias y capacidades de todos y todas.

 

#AMezclarse

Anuncios

¿Y no querí un Berlín?

2 Dic

Esta típica frase que se dice a alguien que quiere algo que no hay y es difícil de obtener, es una expresión que puede reflejar cómo está el tema de la accesibilidad en la actualidad. El año 2013 la ciudad de Berlín fue elegida la ciudad más accesible del mundo, pero lograrlo no fue fácil. Constó de una gran planificación y no fue algo de un día para otro, algo que en Chile que se destaca por sus políticas a corto plazo es difícil de imaginar.

A pesar de haber ganado el año pasado, en Berlín no quedaron satisfechos y se han puesto una nueva meta: convertirse para el 2020 en una ciudad para todos. Porque de eso se trata la inclusión. No queremos ciudades llenas de rampas ya que eso sería una solución parche. Lo que se necesita es pensar en una ciudad que sea construida para todos y no tengamos que recurrir al dicho “en el camino se arregla la carga”.

¿Y en Chile planificamos las ciudades?

Da la impresión que no. Cada vez hay más casas, más autos, y las nuevas construcciones son hechas sin una planificación. A pesar de que existe una ley que obliga a que los edificios públicos deben ser accesibles, el 75% no lo es bajo estándares de la ONU, y para el 25% que cumple es insuficiente. Lamentablemente porque estos edificios se transforman en islas a las que, por lo general, no todos pueden llegar.
Noticia edificios accesibles

Con un sistema de transporte deficiente y vías públicas llenas de obstáculos se hace imposible llegar a diversos destinos. Prueba de esto es, que a pesar de existir más de dos millones de personas con discapacidad en nuestro país, esto no se ve reflejado en las calles.

Un punto importante y que hace una gran diferencia entre dos continentes, es que Europa se une para hablar estos temas. Los países van contando sus experiencias, que medidas resultaron y cuáles no. Latinoamérica debería imitar esta forma de trabajo en conjunto entre distintas naciones, así avanzaríamos con mayor rapidez y más efectividad, y no se gastarían recursos en caminos erróneos.

¿Cómo avanzar?

Por ahora seguir apoyando iniciativas como Ciudad Fácil que nos muestra las falencias arquitectónicas que nos afectan, lo que nos ayuda a obtener catastros de nuestra ciudad, donde es necesario intervenir y de qué forma, y la gran ventaja es que esta información es levantada por los mismos afectados. Ahora es necesario que las autoridades sepan tomar estos datos para crear ciudades para todos.

Plataforma Urbana

¿La culpa es del chancho o de quién le da el afrecho?

17 Nov

Otro año, otra Teletón. Lamentablemente, esta fecha es la única en la que se habla de discapacidad. No como quisiéramos, pero al menos durante este evento existimos, cosa que no pasa durante el resto del año, así que debemos aprovechar.

La Teletón es cada vez más criticada por su show mediático y se ha vuelto moda ser crítico con la institución. Esperemos que esta moda no se acabe y cada día sean más constructivas las diferencias de opinión ante la Teletón.
A quienes somos críticos se nos dice que la Teletón no dura sólo 27 horas, sino que su funcionamiento es todo el año. Ante esto respondo con claridad: por supuesto que agradezco que el 2013 haya dado rehabilitación a 26.132 niños y jóvenes, pero las Personas en Situación de Discapacidad (PsD) somos 2.119.316 (Censo 2012). Claramente esto no es culpa de la Teletón sino de un Estado débil en materias sociales.
A pesar de esto, siendo un actor muy potente que podría empujar la agenda de las políticas públicas, pareciera que los directivos de la Teletón carecen de voluntad política, lo que me causa confusión y desconfianza en una institución que está por la inclusión. También su cercanía con el empresariado es un puente para lograr una inclusión laboral, para que subamos el 30% de PsD que actualmente está trabajando, pero lamentablemente esto no se cumple.

Es definitivo: la Teletón se encuentra secuestrada por empresarios que buscan mercantilizar la vida y los derechos sociales, salud, educación y, en este caso, la rehabilitación. Algunos ejemplos: en el directorio de la institución está Alfredo Moreno, ex canciller y presidente del directorio de Penta, empresa denunciada por el SII acusada de evadir impuestos en el caso Pentagate, y Alfredo Shönherr, director de Fasa, cadena enjuiciada por colusión de precios en fármacos. Ello, sin contar que hace unas semanas atrás estaba como presidente del directorio Carlos Alberto Delano, quien “renunció” (a la presidencia del directorio de Penta y Teletón) para no ensuciar la cruzada de este año.
¿Y alguna PsD en el directorio? No.

Si analizamos podemos concluir que uno de los problemas de fondo de la discapacidad es que tiene los mismos vicios que la educación privada en nuestro país (gracias a un Estado débil y una Teletón fuerte) que nos ha llevado a tener una educación de mala calidad y segregadora. El lucro, la selección y el copago son temas que se repiten en la educación privada y en la rehabilitación, impidiendo lograr una buena calidad y cobertura de estos derechos humanos.
Es por esto mismo que necesitamos que el Estado se haga cargo de nuestra gran minoría. No puede ser que estemos en el año 2014 y todavía existan personas de segunda categoría, porque lo que nos diferencia de una persona sin discapacidad es la inclusión social que se nos niega.

Propuesta
Aprovechando que la Teletón tiene gran experiencia en el tema de la rehabilitación ¿Por qué no la estatizamos? No creo que la institución se niegue ya que podrían abarcar a muchas más Personas en Situación de Discapacidad (PsD) y con otras discapacidades, no solo las físicas, como a su vez un mayor rango etario.

No es un tema de temerle al mercado, sino devolverle algo de protagonismo al Estado, que bien débil que está. Debemos detener la mercantilización de la vida, y este sería un gran paso. Muchos dirán que el Estado carece de efectividad. No hay que olvidar el desastre que es el Transantiago el cual es privado y subvencionado por todos los chilenos. Ya es hora de dejar de creer que la invisible mano del mercado regule los temas sociales. Los derechos humanos constitucionalmente son deber del Estado y debemos exigir que estén garantizados.

teleton directorio

 

 

 

 

 

 

 

Más info en Poderpedia Pincha aquí

Peter Loch

@waipel

Carta abierta a Mauro Tamayo, director del Senadis

4 Nov

Estimado Mauro

Te escribo desde mi silla de ruedas. Soy uno de los 2.068.072 chilenos (12,9%, estudio nacional de discapacidad 2004) que sufren discapacidad. Y digo sufren, porque en este país donde somos invisibilizados se hace imposible ejercer derechos básicos como cualquier otro ciudadano.

Creo que gran parte de la responsabilidad es del Estado, que no ha comprendido la importancia de una sociedad inclusiva. Pero no es el único. En la otra vereda hay un cómplice pasivo de esta falsa idea de inclusión social, y que gracias al Estado está cada vez más activo en el área de la discapacidad: la Teletón. Esto es similar a lo que pasa en la salud, donde el Estado descansa en las isapres, o en las pensiones, a través de las AFP. El mercado no es la solución a los problemas sociales y tú, Mauro, lo sabes.

No estoy en contra ni desconozco el gran aporte de la Teletón en el área técnica; pero al mirar cifras, sabemos que es totalmente insuficiente. El Estado no puede seguir descansando en una institución que rehabilita al 2% de las personas en situación de discapacidad, y menos hacerle creer a los chilenos que el tema está resuelto. Esto es una burla, como también lo son los estereotipos formados por la Teletón.

Por esto quiero pedirte que recuperes tu rebeldía, la cual te llevó a tomar el desafío de estar a la cabeza de Senadis. Estoy seguro que lo haces con pasión, porque la discapacidad es algo que te convoca. Pero puedes más; muchos quisiéramos verte desafiando lo que conocemos hoy por discapacidad, que empujes los límites desde el poder, que es donde más se valora la lucha.

Como sabes, este año se nos viene otra Teletón. Me encantaría verte combatiendo a los “malos”, a los que aman este modelo, porque sé que no eres uno de ellos. Por eso quiero verte alzando la voz para demostrar que no eres parte de ese grupo, y que estás en Senadis para defender nuestro 12,9%. La ONU ya golpeó la mesa. ¿Tú que harás?

carta graficos

En nuestro país solo 2 de cada 100 de nosotros votó en las últimas elecciones, 1 de cada 10 padres de PsD podrá ver el título de 4º de su hijo y 2 de cada 100 de educación universitaria 6 de cada 100 recibió rehabilitación (2004) y 70 de cada 100 no tiene trabajo remunerado. Al ver estas cifras creo que compartimos que la rehabilitación tiene que ser tarea del Estado y no de privados

Este es el momento, tu oportunidad, nuestra oportunidad de hacernos visibles, mucho más que 27 horas al año. Queremos verte guiando ciegos, empujando sillas, vociferando en lenguaje de señas, por nosotros, con nosotros.

Peter Loch

@waipel

El Observatodo

Exoesqueleto: ¿El fin de las sillas?

11 Jun

Que una persona con movilidad reducida pueda volver a caminar, dejar su silla de ruedas o sus muletas con un exoesqueleto y, que lo pueda manejar con la mente, parece ser algo que lo verán recién nuestros nietos. Se ve muy lejano, pero la verdad es que este tremendo avance tecnológico será mostrado en la inauguración del mundial de fútbol de este año en Brasil.

¿Qué es un exoesqueleto?

Es un esqueleto externo que cubre el cuerpo. Está hecho con un marco dotado de las mismas articulaciones del cuerpo humano (rodilla, caderas, tobillos, hombros) y que sostiene a la persona. Además cuenta con sensores para tomar información de los movimientos y baterías para alimentar los actuadores que vendrían a ser como músculos que mueven el marco.

Los exoesqueletos han sido desarrollados para el campo militar buscando ayudar a los soldados a cargar grandes pesos en su espalda. En este caso el exoesqueleto aumenta la fuerza de las extremidades y gracias a su uso se evitan grandes problemas físicos a mediano y largo plazo.
Como la mayoría de las tecnologías militares finalmente son traspasadas al mundo civil, en este último tiempo los exoesqueletos están siendo usados para ir en ayuda de los usuarios de silla de ruedas que se estima que son el 1% de la población mundial (68.000.000 de personas aproximadamente y a esto hay que sumar a la tercera edad que son usuarios potenciales).

Imagen

Hasta ahora los exoesqueletos para personas con movilidad reducida deben ser usados con muletas, dejando sin posibilidad de uso a quienes tienen lesiones medulares cervicales (dificultad en el movimiento de los brazos). Pero para la inauguración del mundial de futbol de Brasil esto cambiará. Será la primera demostración pública de un exoesqueleto controlado con la mente, el que será utilizado por un paciente con una lesión medular. El científico brasileño especializado en neurología, el Dr. Miguel Nicolelis encargado del desarrollo de este revolucionario exoesqueleto  cree que “la ciencia y la tecnología pueden ser agentes de transformación social en todo el mundo, que pueden ser empleadas para aliviar el sufrimiento y las limitaciones de millones de personas”.

Como bien dice el Dr. Miguel Nicolelis, debemos entender la revolución tecnológica que estamos viviendo, la cual vino a cambiar millones de vidas de personas en situación de discapacidad. Las PsD debemos tener paciencia y a su vez estar felices. Se están dando los primeros pasos y faltan varios años para que ésta tecnología esté al alcance de la mayoría (se estima que unos 10 años aproximadamente). Ahora solo nos queda esperar para disfrutar de estos avances que nos liberan de las barreras de la discapacidad.

Entrevista Dr. Miguel Nicolelis 

Peter Loch
Coordinador inclusión
Partido Digital

Trabajo a distancia: una gran alternativa laboral

27 May

Sabemos la falta de oportunidades que sufrimos las personas con discapacidad (PcD) en esta sociedad. Según una nota publicada en Teletrabajo (portal de trabajos a distancia) por Cristian Salazar, profesor de la Universidad Austral de Chile, tenemos seis veces menos posibilidades de encontrar trabajo que alguien sin discapacidad, lo que se debería principalmente a carencias de conocimiento.

También hay poca voluntad por parte de los responsables de los puestos de trabajo al ver que hay algunas complicaciones. Piensan que es mejor elegir a otro postulante y así “me evito un cachito”.

Todavía más, existen muchas dudas respecto a las personas con discapacidad: ¿qué necesitarán? ¿Tendré que invertir más? ¿Se enfermará más seguido? Y en vez de preguntar, se evitan el problema como quien esconde la basura bajo la alfombra.

Por otra parte, estamos conscientes de que no todas las empresas pueden hacer gastos/inversiones en su infraestructura para poder integrar a una PcD, gastos como construir rampas y adaptar los baños y estacionamientos, entre otros.

Es por esto que creo que el teletrabajo (que es una modalidad de trabajo realizado a distancia gracias a la utilización de las tecnologías de la comunicación) podría ayudar a que más PcD seamos parte de la fuerza laboral de este país. Ojo que este tema no sólo es una “buena obra” de inclusión a las PcD para mejorar la imagen, sino que además puede traer beneficios económicos medibles para la empresa. Por ejemplo: reducir los costos fijos como la mantención de las oficinas, electricidad, calefacción y agua, sin nombrar que reduce el ausentismo laboral.

La sociedad también se ve beneficiada, ya que son menos las personas que necesitan trasladarse a diario a sus puestos de trabajo, lo que ayuda a bajar la congestión de las calles y el transporte público.

También se podría tender a descentralizar el país, porque la persona no tendrá que salir de su casa para realizar el trabajo (mientras cuente con acceso a la tecnología necesaria para ejercer sus labores).

Y obviamente la PcD es la más beneficiada ya que recibe una remuneración, aumenta su valorización como persona, experimenta una reducción del estrés laboral y baja los tiempos de traslado, que es un problemas en todas las grandes urbes.

Algo que tampoco podemos obviar es que la discapacidad es un factor de pobreza, lo que por consecuencia impide el acceso a la tecnología a las PcD. Por ello las autoridades deben desarrollar programas para alfabetizar digitalmente a la población con discapacidad para que podamos tener una base de conocimiento que “empareje” las competencias laborales.

No obstante, existe un argumento en contra. Se puede decir que el teletrabajo aumenta la aislación de las PcD, que es lo contrario de lo que la inclusión busca: salir de la casa y compartir con otras personas.

El Primer Estudio Nacional de Discapacidad en Informes Regionales del año 2004 afirma que un 70,8% de las PcD no tenemos trabajo remunerado, por lo que hay que usar este tipo de oportunidades que la tecnología nos brinda. Y, honestamente, ¿quién no quisiera ahorrarse las dos horas de traslado a su lugar de trabajo?

La tecnología es una gran herramienta a la cual hay que sacar el mayor provecho posible y es un medio para hacer una sociedad más inclusiva.

Necesitamos educación inclusiva para todos

27 May

Comenzó un nuevo año escolar con todo el ajetreo y las alegrías que esto conlleva. Mientras usted y sus amigos revisan Facebook y suben fotos de sus hijos en el primer día de colegio, por otra parte existe una realidad distinta: el 42,73% (Fuente: INE) de las Personas con Discapacidad (PcD) tiene educación básica incompleta. Mientras usted está chocho con su hijo (con justa razón), por otro lado tenemos a padres llenos de impotencia porque sus hijos no pueden asistir a un colegio.

¿Qué es lo que pasa en Chile que tenemos estas cifras? Hablamos de un país en vías de desarrollo donde los padres de tan solo el 13,18% de PcD podrán ver el título de cuarto medio de su hijo y un 2 % de educación universitaria. Creo que estas cifras son para tomar cartas en el asunto. Hace unos días vimos que Piñera cumplió con el 0% de sus promesas de campaña en materia de discapacidad y Bachelet, al entregar sus metas para los primeros cien días, no incluyó la discapacidad. Obviamente para ella tampoco es prioridad el 12,9% de la población. Con estos mensajes que nos dan, parece que seguiremos siendo discriminados e invisibles en la nación.

Puntos a mejorar:

1) Establecimientos educacionales accesibles. Para las pasadas elecciones fui a votar a una escuela pública y el acceso era el mínimo, tuve que pedir ayuda en varias ocasiones para llegar a las mesas de votación que se encontraban en el patio el cual no era accesible. Los niños con discapacidad que asisten a esa escuela son aislados de sus compañeros y no pueden jugar como uno más. Qué mal ejemplo de sociedad se está dando a esos niños.

2) Educar a profesores. La discapacidad es para la mayoría de la sociedad una anormalidad por desconocimiento de esta misma. Por eso necesitamos el apoyo de los docentes para lograr que un niño con discapacidad sea uno más junto a sus compañeros. Los niños no deben temer a la discapacidad: esa distancia es creada por los adultos.

3) E-learning. Es un sistema de educación a distancia donde todos los componentes son virtualizados gracias a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Esta modalidad consta de herramientas como una página web donde están los videos de clases, materiales de apoyo (documentales, libros, etcétera) y se crean foros de discusión de los temas abordados en las clases. En los casos en donde las PcD no puedan asistir al establecimiento educacional la modalidad E-learning sería la herramienta que entregue la formación escolar a los niños con discapacidad. Otra ventaja de esta modalidad de aprendizaje es que no todos tenemos las mismas habilidades para aprender, unos son más rápidos, otros más lentos. Las PcD en algunas ocasiones no podemos seguir el ritmo del resto y esto retrasa nuestro aprendizaje. Gracias al E-learning uno puede manejar su propio y repetir la clase las veces necesarias si es que algo no me quedó claro.

Transvoz. Otra tecnología inclusiva -y que es chilena- es Transvoz de RedApis. Esta es una tecnología en donde la Persona con Discapacidad auditiva puede “escuchar” las clases. Para hacer esto posible, RedApis cuenta con una central donde las clases son transcritas completamente, lo que habla el profesor y los comentarios de los demás alumnos. Estos son enviados al computador del usuario en tiempo real, logrando que el alumno esté a la par de sus compañeros y así se evita el aislamiento de la PcD.

¡Educación inclusiva para todos!